Vivero Los Pinos
 
Dalias

La Dalia en una planta tuberosa (no es una bulbosa) de origen americano (México). Originalmente sus tubérculos fueron utilizados como alimento. En estado natural (o salvaje) produce flores simples; las Dalias de flores dobles que cultivamos actualmente fueron obtenidas inicialmente por botánicos belgas.

Usos y Cultivo

  • Plantar en primavera.
  • Para que sus dalias alcancen un tamaño mayor, ha de plantarlas a cierta profundidad: de 10 a 12 cm para las variedades más fuertes y a 8 cm para las más pequeñas.
  • Si se plantan a demasiada profundidad, se marchitan y florecen poco, mientras que las que se plantan demasiado cerca de la superficie, se secarán.
  • Como tienen una zona en la que se ven las raíces, ésta parte hacia abajo.
  • La distancia entre plantas variará desde 20 cm las mas pequeñas hasta 50 cm las que pasan del metro de altura.
  • El suelo debe estar bien abonado y drenado para que el agua no se estanque y conserve la humedad.
  • Junto al tubérculo se pone el tutor destinado a sostener la futura planta (si es una variedad enana no hace falta). A medida que va creciendo, el tallo se va sujetando al tutor. Además, hay que ir despuntando el tallo para obligarlo a ramificar.
  • Es preferible poner la guía en el momento de la plantación porque hay menos riesgo de dañar a las raíces.
  • Durante el tiempo de floración la planta necesita más alimento y más agua.
  • Riego: durante los primeros meses de la plantación, los riegos deberán ser moderados, evitando que los raíces tuberosas se encharquen. Después se regará más.
  • Hay que aumentar el riego en cuanto aparecen los capullos a días alternos y, durante el calor fuerte, regar en abundancia.
  • Abonado: abonar antes del cultivo, la mejor época es el invierno que es el momento en que pierde las hojas.
  • Echar en el agua del riego un abono para plantas de flor.
  • Puedes conseguir unas flores más fuertes y hermosas si, cuando empiezan a salir los primeros brotes del suelo, cortas unos cuantos y te quedas solamente con los principales.
  • Estos primeros brotes que aparecen en primavera también los puedes usar como esquejes, cortando los más bajos cuando alcancen unos 8 o 9 centímetros de altura.
  • Para que las flores tengan un buen tamaño hay que desbotonar los brotes florales que salgan por debajo de la flor principal.
  • Hay que cortar las flores marchitas para que salgan más.
  • Cuando a finales del otoño los tallos y hojas se marchiten, se les corta la parte aérea, se les desentierra, se colocan en un lugar para que se sequen y luego los guardamos en un lugar oscuro, fresco y seco, para que pasen el invierno.
  • Es conveniente antes de guardar los tubérculos, limpiarlos bien para que no quede tierra.
  • Con la llegada de los fríos invernales, el follaje se vuelve rojizo, y se deben sacar los raíces tuberosas para que pasen el invierno entre turba o paja en un lugar sombrío y fresco de la casa. Aunque el año siguiente tendrá un floración de menor calidad.
  • Se puede seguir cultivándolo durante 3 ó 4 años más a pesar de todo.
  • Multiplicación: por semillas, esquejes o división de los tubérculos.
  • El medio más frecuente es por separación de los distintos tubérculos a principios de primavera; sin embargo, el más aconsejable es por esqueje en verano.
  • Por semillas, se siembra en invierno-primavera. Germinación en 10-14 días a 20ºC. Mantener la temperatura del plantel constante durante la germinación.

 

Vivero Los Pinos
Cel: 9-9499443│ Email: ventas@viverolospinos.cl / aaraya@hotmail.com

 

 

 

Hosting: Hostingdata.cl